Inicio

Inicio

En palabras de la Presidenta

Una sonrisa lo cambió todo. Cambió la manera de ver el mundo de muchas personas y empresas. Y en particular cambió el día a día de niños de tres continentes.

Han pasado más de 25 años y nos sentimos ilusionados y orgullosos al ver lo que hemos conseguido y seguimos consiguiendo:   alimentar, formar  y vestir a niños de Camerún, enviar Ayuda Humanitaria a más de cinco países,  dotar de equipamiento médico básico a poblaciones que no tienen un hospital a menos de 400 km y formar a más de 300 mujeres en una profesión que les permitirá ayudar a su economía familiar.

Y todas esas sonrisas no habrían sido posible sin la ayuda de personas y empresa que nos prestan su apoyo incondicional. Falta espacio para agradecer tanta colaboración y faltan palabras para explicar el enorme beneficio que es capaz de lograr un poco de voluntad y ayuda. Por eso queremos decir:

GRACIAS por el apoyo recibido, GRACIAS por el esfuerzo de los voluntarios, GRACIAS por la colaboración institucional y ciudadana. GRACIAS por la donación de empresas y particulares. GRACIAS por toda vuestra ayuda a lo largo de estos años.

Y GRACIAS también por las lecciones de vida constantes que hemos recibido en este tiempo: personas sin tener nada dan un ejemplo de solidaridad con los más necesitados, movidos por el deseo de compartir y ayudar. Esas son las mejores sonrisas.

Con todo mi afecto,

Eloína Linares Güemes

Presidenta